Indecopi vs. Consejo Regulador: ¿Quién manda en el pisco?

Escribe Manuel Cadenas Mujica La reciente convocatoria a un grupo de productores pisqueros por parte de Indecopi para tratar sobre la necesidad de modificaciones al Reglamento de la Denominación de Origen Pisco ha puesto en evidencia un desencuentro entre esta institución reguladora y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pisco que preside Jaime Marimón. ¿Está desautorizando Indecopi al Consejo Regulador? ¿Mantiene sus facultades el CRDOP para ejercer la representación del sector pisquero? ¿Cómo afecta este entredicho la delicada situación de nuestra más importante denominación de origen?

Para entender qué está sucediendo y por qué las aguas están tan movidas en el sector pisquero, primero es necesario hacer algunas precisiones y un poco de historia.

LEY E HISTORIA

El pisco es patrimonio cultural de la Nación y una denominación de origen declarada en 1990 y reconocida formalmente por Indecopi desde el año 1991, mediante decreto supremo. En noviembre de 2002 se estableció la Norma Técnica Peruana que en febrero de 2011 es reemplazada por el Reglamento de la Denominación de Origen Pisco. El titular de esta DO (como de las otras nueve denominaciones de origen que existen) es el Estado a través de Indecopi.

Indecopi puede, a su vez, según la Ley Marco de los Consejos Reguladores de Denominaciones de Origen, Ley 28331, delegar la administración de estas DO a asociaciones privadas sin fines de lucro que cumplan con los requisitos establecidos en esa ley.

Eso es lo que ocurrió en febrero de 2011, en ceremonia pública en las instalaciones de Indecopi, cuando era directora de la Oficina de Signos Distintivos Patricia Gamboa. Tomó casi dos años a la Asociación Nacional de Productores de Pisco, encabezada por Marimón, ser reconocida oficialmente como Consejo Regulador del Pisco, a diferencia de su antecesor que dirigieron Carlos Arturo Mejía y José Moquillaza, entidad que no pudo obtener ese reconocimiento en los años en que funcionó como tal. {jathumbnail}{jathumbnail off}

MANIATADO

Según el Reglamento de la DO Pisco aprobado por Indecopi, se delegaban al Consejo Regulador una serie de facultades, aunque Indecopi se reservaba todavía el otorgamiento de las autorizaciones de uso de la denominación de origen pisco. Sin embargo, se estableció que se mantendrían suspendidas las disposiciones contenidas en los capítulos 2, 3 y 5 del Reglamento, precisamente las relacionadas a los registros, las acciones de verificación y control y a las sanciones para quienes infrinjan la normativa.

¿Por qué aceptó el flamante Consejo Regulador que Indecopi lo atase de pies y manos? Consultado Marimón ha señalado que se trató de una decisión consensuada cuyo propósito era “dar tiempo” a los productores para ordenarse internamente en temas como el etiquetado, y no verse sancionados de inmediato por incumplimiento a la norma.

Sin embargo, el Reglamento mismo establecía que un año después, el CRDOP podría pedir el levantamiento de la suspensión a Indecopi. Según Marimón, así lo hizo, pero Indecopi se negó. Entre la documentación que presenta el presidente del CRDOP (véase principalmente el memorial que el CRDOP eleva al presidente de Indecopi en mayo pasado, en el que se revelan sorprendentes detalles) existen cartas de solicitud, tanto en el periodo de Patricia Gamboa como del actual director de la Oficina de Signos Distintivos, Ray Meloni. Las solicitudes fueron denegadas, una tras otra.

¿Qué ocasiona esa negativa? Marimón no logra explicárselo. Sus detractores –que no le faltan, precisamente– han señalado insistentemente que es obra y gracia de su mala gestión. Él se defiende mencionando que si el CRDOP no pudo realizar una labor más efectiva fue, precisamente, porque el Indecopi lo tiene atado de pies y de manos.

“Tenemos listo hace tiempo convenios con Thomas Greg & Sons del Perú por 150 000 dólares y la Universidad Científica del Sur para equiparnos y de una vez por todas realizar las labores que nos delega el reglamento, pero no podemos hacerlo efectivo porque el Indecopi se ha negado a darnos las facultades aduciendo que no hemos demostrado que podemos realizar esa labor. Pero, ¿cómo lo vamos a demostrar si estamos impedidos de realizarlas? Es un argumento circular que no lleva a ninguna parte”, señala Marimón.

REACCIÓN TARDÍA

La luna de miel con el sector pisquero le duró cuatro años a Jaime Marimón después que en el Congreso del Pisco Tacna 2008 se decidiera dar por cesado al Consejo Regulador que dirigían Mejía y Moquillaza, situación refrendada por unanimidad en el Congreso del Pisco de 2009. Para 2012, las críticas a su gestión arreciaron. Se tornaron francamente borrascosas tras el Concurso Nacional del Pisco de ese año, cuyos resultados tuvieron muchos vaivenes.

En 2013, la gota que rebalsó el vaso fueron sus polémicas declaraciones en una entrevista que realizamos en La Yema del Gusto por el caso del bidestilado de Rotondo y poco después el reconocimiento de Perú con una indicación geográfica en la Unión Europea como “aguardiente de frutas”, categoría inferior a la reconocida internamente.

No obstante, lo que se desconocía en ese momento era que Marimón y el Consejo Regulador del Pisco fueron quienes, precisamente, presentaron ante Indecopi la denuncia de los casos del bidestilado Rotondo, el pisco Vargas y de otras marcas bajo sospecha de adulteración. No podía intervenir directamente porque los capítulos del Reglamento que podrían haberle dado esas atribuciones estaban suspendidos. Tocaba a Indecopi sancionar y así lo solicitaron según los documentos que muestra. Ya sabemos que hasta el momento los casos se encuentran apelados, y pese a las pruebas de laboratorio y las resoluciones, las faltas siguen impunes.{jathumbnail}{jathumbnail off}

¿Una reacción demasiado tardía por parte del Consejo Regulador? Quizás. Pero, por lo menos ahora se sabe que la responsabilidad es compartida.

A RÍO REVUELTO

Sin embargo, la invitación del Indecopi para la reunión del próximo 7 de julio es nada más el corolario de una serie de desencuentros entre esta institución y el Consejo Regulador, que es santo de la devoción de muy pocos.

Como hemos dicho, el Consejo Regulador venía solicitando desde 2013 el levantamiento de la suspensión de los capítulos 2, 3 y 5 del Reglamento de la DO. En 2014, Indecopi le responde negativamente. Marimón insiste ese mismo año y la respuesta le llega en marzo de 2015, en una cédula de notificación que no solamente reitera la negativa, sino que intensifica el enfrentamiento puesto que esta vez Indecopi le demanda acreditarse como representante de la asociación constituida en Consejo Regulador del Pisco y, además, presentar la propuesta de modificación del Reglamento de la DO que desde 2014 Marimón venía poniendo en consulta con los productores de las distintas regiones pisqueras. Según el presidente del CRDOP, esa solicitud está fuera de contexto, pues sus credenciales se las otorgó el propio Indecopi en 2011, y no tiene nada que ver con el levantamiento de las suspensiones que solicitaban.

Este curso de los acontecimientos –sumada a la escasa convocatoria– ha llevado a que se suspenda el Festival Nacional del Pisco anunciado para este julio. Aunque Conapisco ha realizado el desembolso del auspicio estatal para el Concurso Nacional del Pisco, no ha hecho lo propio con el festival pues, consultado Indecopi sobre la representatividad del Consejo Regulador para realizar tales eventos, este le respondió que sus funciones no eran a título oficial, sino en forma “oficiosa”. Otro tácito desconocimiento al ente que preside Marimón.

Lo cierto es que, a la fecha, se mantiene en pie la convocatoria realizada por Ray Meloni a una reunión para tratar sobre la modificación del Reglamento, pero ni el Consejo Regulador ha sido incluido en la invitación ni se ha seguido las instrucciones de ese mismo Reglamento (al momento, la legislación vigente sobre el pisco), que delega al CRDOP encabezar tales procedimientos de modificación.

Así el panorama, las preguntas iniciales de este informe quedan sin responder. Toca ahora al Indecopi aclararnos el panorama. Pero preocupa que, puesta en situación de riesgo la institucionalidad del pisco, quienes atropellan impunemente la denominación de origen sean los más favorecidos y encuentren el río revuelto para seguir pescando –y no piscando– a sus anchas.

Compartir este artículo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33