Octavio revoluciona el mercado de los foodtrucks

Se trata del primer restaurante rodante de pollos a la brasa y cocina en vivo. Con esta singular propuesta gastronómica los dueños apuntan al mercado extranjero. Todos los detalles en el siguiente artículo.

 

Escribe: Thalía Cadenas / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Pueden estar en el Estadio Nacional o un matrimonio “ficho”. Esta vez los encontramos en el Parque Cáceres de San Isidro. Los foodtrucks están de moda. Los vemos por todas partes. Muchos aparecen y de un momento a otro desaparecen. Otros persisten. ¿El secreto? “Elegir un buen producto”, nos dice Daniel Cuesta, dueño de El Gringo y Octavio.

“Los foodtruck son una nueva forma de llegar al público”, asegura Cuesta, de 28 años y chef de profesión. Él y su socio Ismael Matos acaban de inaugurar Octavio, el primer foodtruck de pollos a la brasa y comida en vivo que existe en nuestro país.

“Lo que nos diferencia del resto es que nuestro carro está recubierto de vidrio. Así la gente puede ver cómo se elaboran los pollos. Además, el horno está dentro del camión”, detalla el joven empresario. “Usamos pollos bebés. Ofrecemos cuartos y medios y también derivados como sánguches de pollo, club sándwich, entre otros. Todo acompañado con papas huamantanga”.

 

¿Por qué Octavio?

Es el nombre de famoso gallo. Con el nombre también se puede jugar: Octavio, octavo y viceversa.

Con este negocio Cuesta y Matos apuntan a llegar a otros mercados e incluso al extranjero. “Octavio no abre los lunes porque nos dedicamos a hacerle limpieza al camión”.

Lo bueno, lo malo y lo feo

Todo se inició con El Gringo, su foodtruck de hamburguesas. Este restaurante sobre ruedas vende por lo menos 70 mil sánguches al año.

Haciendo honor a su apellido, Cuesta nos cuenta que montar este tipo negocio no ha sido sencillo. “Cada que he ido a la Municipalidad de Lima me han dicho que solo les dan licencia para trabajar en la calle a las personas de bajos recursos. No comprendo cómo me pueden haber respondido de esa forma. Si esa es la condición, pues siempre los negocios que funcionan en las calles van a ser malos. Sin menospreciar a nadie”.

Cuesta afirma que “existe mucha gente preparada y con el capital necesario para invertir en negocios de este tipo que brinden atención y productos de calidad”.

Para el joven empresario, “estos negocios no deben ser tomados como últimos recursos”. Asegura que en otros países los grandes chefs tienen foodtrucks porque es otra forma de llegar al público. Como ejemplo está Pepe, un restaurante estadounidense que ahora también está en las calles.

“En los foodtruck hemos hallado muchas oportunidades ya que podemos llevarlos a eventos. Con El Gringo hemos en todas partes: la avenida Arequipa, fiestas exclusivas, eventos como la Feria del Hogar e incluso matrimonios”, agrega.

El joven chef inició su negocio cuando estaba por terminar la universidad. No tenía vida. Él y su socio se encargaban de todo en el negocio. Ambos se despertaban muy temprano y hacían la limpieza del carro, luego salían a vender sus hamburguesas. Por las noches regresaban con el camión a su taller, a volver a limpiar el camión y poner los alimentos que quedaron en refrigeración.

Al que madruga, Dios lo ayuda

Han pasado casi cuatro años y la empresa, que empezó con dos empleados, ahora tiene más de 10 trabajadores fijos. “No sé cómo logramos comprar tres camiones más. Gracias a ello, podemos ir a más eventos y ganar más dinero”, dice con orgullo.

Sin embargo, a excepción de San Isidro, las municipalidades continúan sin dar espacio a negocios como este. Cuesta afirma que esto se debe a que muchos alcaldes “no tienen visión. Los vecinos no deberían quejarse porque los parques son espacios públicos. No son lugares exclusivos”.

Foodtrucks del Perú

Se trata de una asociación creada sin fines de lucro por los dueños de distintos foodtrucks. “Somos un grupo de emprendedores que busca sumar al rubro más que pedir cosas. No brindamos asesorías ni vendemos vehículos”.

El Gringo, Lima Sabrosa, Wingman, Gohan, Hit ´n Run, La Cale, son los miembros fundadores de esta iniciativa que ahora cuenta con 22 afiliados.

Los requisitos para pertenecer a esta asociación son:

1.       - Un buen producto, es decir, que no se venda cualquier cosa.

2.       - El carro debe estar correctamente implementado: forrado en acero desde el piso hasta el techo, por un tema de higiene.

3.       - El vehículo debe tener tuberías de cobre para el gas.

Existen sanciones en la asociación para quienes no cumplan con las reglas establecidas como por ejemplo que sus trabajadores no tengan carnet de sanidad o que su revisión técnica se haya vencido.

“A nosotros nadie nos regula, lo hacemos por iniciativa propia”, finaliza Cuesta.

Los encuentran en su página oficial de Facebook.

 

 

 

Etiquetado como

Compartir este artículo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33