Casablanca: tragos con el norte muy claro

Una propuesta de alta coctelería con historia y sabor en el corazón de Los Olivos

 

Texto y fotos: Mary Sáenz / @MaryDCadenas

 
Ahora le llamamos
“gastronomía líquida” porque no se trata más de mezclar sin ton ni son destilados y licores de todos los colores, ponerlos en una coctelera o licuadora con alguna fruta o bebida gasificada y una tonelada de azúcar, y servirlos en una copa para beber y entrar en trompo, sino que exactamente como se hace en la alta cocina, se trata de una estudiada combinación de bebidas que produce una placentera experiencia, semejante a la que se disfruta con un plato bien elaborado.

Y como la biodiversidad del Perú es increíble, y tenemos infinidad de tradiciones (emolientes, chichas, macerados) y sabores (frutas, yerbas, legumbres) de todas las regiones, además del maravilloso pisco, los bartenders o cantineros se están convirtiendo hoy en los nuevos “chefs” de una revolución en los bares y las barras. Ellos van forjando sus creaciones echando mano de todos esos ricos elementos que aporta la gran despensa del Perú e integrando a las mejores bebidas del mundo.

Sin embargo, se suele pensar que aquello solamente ocurre en los escenarios del llamado “corredor gastronómico”, donde se concentra la mayor cantidad de restaurantes, hoteles y bares de renombre en Lima (Miraflores, San Isidro, Barranco, Surco, por citar algunos distritos). Pero Roberto Ríos, el cantinero propietario de Casablanca Café Bar en pleno corazón de Los Olivos, en Lima Norte, es la viva demostración de que también en otros espacios de la Gran Lima se está creando una alta coctelería con una personalidad muy propia.

RESULTADOS QUE SE BEBEN

A Roberto Ríos lo conocí a través de la Semana del Chilcano. Era una luz que brillaba solitaria “allá” por Lima Norte. Como exjugador de Sporting Cristal, Roberto sabe que para llegar a la cima se necesita mucho esfuerzo y tiempo.

Así, Casablanca nació en 1999 en la cochera de la casa de sus papás y poco a poco fue creciendo en espacio y calidad, logrando cautivar incluso a un público que se da el trote desde ese “corredor gastronómico” hasta la Calle Isis 870, en la urbanización Mercurio, tan solo para probar sus propuestas.

Son muy pocos los cantineros que se abocan a la investigación. De hecho, Roberto es uno de esos pocos que tengo la suerte de conocer. Hace unos meses, presentó un proyecto de investigación llamada Identidad Coctelera Lima Norte, que emprendió junto con el historiador Santiago Tacumán, cuya finalidad era reconstruir la historia del lugar y los frutos de la tierra que se prodigaron en esta zona, antaño despensa agrícola de Lima, como el kión, el pepino, la caña de azúcar y la uva italia, e incorporarlos a su coctelería. Debo decir que los resultados los bebimos con mucha satisfacción.

LAS RECOMENDACIONES

Quien viva lejos de Los Olivos no se arrepentirá de darse el viaje hasta Casablanca. Sus vecinos ya lo conocen y le prodigan su respeto y su asiduidad. Proponemos empezar este viaje con su Capitán Casaretto, un clásico pisquero con pisco italia y un vermut artesanal de la casa. El cóctel es su modo de contar la historia de un italiano de ese apellido afincado en la antigua hacienda Chavarría (hoy el centro de Los Olivos), donde sembraba vides para elaborar pisco, vino y más tarde vermut: entre 1870 y 1879 los soldados del ejército peruano que patrullaban el camino del antiguo tren Lima–Ancón, calentaban sus noches frías con un preparado con base en pisco y vino o vermut.

Recomendamos seguir jornada con el Colli Mule (su versión del mundialmente famoso Moscow Mule que se elabora originalmente con vodka) con base en pisco quebranta, limón criollo y ginger beer (primo hermano del ginger ale) hecho por él mismo. La estación final puede ser su Old Trapiche, en el que interpreta a su modo el clásico Old Fashioned elaborado con bourbon, miel de panela para recordar los días en que Lima Norte (en la zona del río Chillón) estaba poblada de cañaverales (de ahí la zona de Trapiche) y un bitter de cítricos amazónicos.

Para que la experiencia esté completa, pídale a Roberto el chilcano que alistó especialmente para el Chilcanofest 2016 con base en pisco uvina, jengibre deshidratado y spray de mango. Salud.

 

 

 

Artículo originalmente publicado en el semanario Manifiesto Edición #2

 

Etiquetado como

Compartir este artículo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33