Una alerta sobre el pisco que Indecopi debe confirmar o negar

Escribe Manuel Cadenas Mujica / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Buscaba en la información circulante algo que me permitiese poner al tanto a los lectores de LYG sobre qué es el metanol y por qué es peligrosa su presencia a ciertos niveles, cuando se convierte en una sustancia tóxica, nociva para el ser humano, y me topé con un interesante artículo de nuestro amigo Ernesto Ramírez, mejor conocido en la web por el nombre de su blog El Profe Sabe. ¿A qué se debe el interés? Contra todos los cánones periodísticos, esta vez guardaré celosamente el secreto hasta el final de estas líneas.

Pero me convocó sobremanera el tema toda vez que, como señala El Profe, casos hay en que esta sustancia ha provocado serios daños tras su ingestión, generalmente a través de bebidas de origen dudoso o adulteradas. No mencionaré nombres, pero conocí el caso relativamente cercano de un reconocido fotógrafo cuya carrera quedó truncada al perder la vista por esta causa.

En principio, señala Ernesto, “El metanol es el más simple de los alcoholes y es el principal componente del destilado en seco de la madera, aunque también se produce junto con el etanol en la fermentación tanto de vino como cerveza; conocido como alcohol metílico o alcohol de madera, tiene amplios usos en la industria como disolvente, anticongelante y hasta combustible más, ninguno relacionado con la alimentación humana”.

La ingestión de metanol provoca consecuencias que van, dependiendo de la dosis, desde “náuseas y molestias gástricas y cefaleas,  pudiéndose presentar visión borrosa”, hasta el “coma con respiración superficial y rápida, edemas pulmonar y/o cerebral, convulsiones, daños renales y ceguera permanente, junto con problemas neurológicos irreparables”.

La cantidad para que haga daño, señala El Profe, no tiene que ser como la del etanol (5 gramos por litro de sangre): “con solo 0,4 g/l puede ya llevarnos a la muerte, lo que algunos convierten a volúmenes entre 30 - 240 ml e incluso con solo con 15 ml puede ya ocasionar ceguera”. Tomando en consideración esos volúmenes, se necesitaría ingerir “8,3 litros de vino tinto para comenzar a padecer los síntomas de una intoxicación”, de donde recuerda Ernesto que la ingesta de bebidas de alta calidad aleja el riesgo de sufrir estas secuelas. Lo contrario cuando se beben bebidas baratas, que no ofrecen ninguna garantía.

En el caso del pisco, los niveles máximos permitidos de metanol fluctúan entre 0,45 y 0,65 gr/l, según el Reglamento de la Denominación de Origen Pisco, para un promedio de 45 grados.

Según El Profe, es muy difícil ser víctima de bebidas con alto contenido de metanol, por su “olor bastante fuerte, picante e incluso químico, que en boca será más que quemante”… salvo claro que esta bebida termine siendo mezclada con jugos o gaseosas, como se suele hacer sobre todo entre los más jóvenes, con presupuestos más ajustados.

Es aquí donde explicaré el interés de esta nota, pues de acuerdo con información que hemos recibido en LYG, la Oficina de Signos Distintivos del Indecopi habría realizado de manera inopinada el análisis fisicoquímico a muestras comerciales de varias marcas de pisco, entre ellas una de las más conocidas y de amplia venta en los canales comerciales de supermercados, licorerías y autoservicios, encontrándose en ellas niveles muy altos de metanol, sobre todo en el caso específico de esta marca y bodega muy conocida.

Sería de suma importancia para la protección de la Denominación de Origen Pisco, pero sobre todo para el resguardo de la salud pública y de los derechos del consumidor, que la Oficina de Signos Distintivos de Indecopi dé a conocer –si los hay– los resultados de tales análisis, o desmienta que los haya realizado.

Hacemos esta invocación pública en tanto que LYG ha realizado la solicitud vía correo electrónico tanto a la Oficina de Signos Distintivos como a la de Comunicaciones de Indecopi, e igual que en anteriores oportunidades cuando hemos requerido información acerca de la DO pisco y de los procesos relacionados con su custodia, no hemos obtenido respuesta. Esperamos muy atentos su pronunciamiento.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: "El pisco no es el mejor ejemplo, señor presidente"

Compartir este artículo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33