La resaca de Bruselas, parte 1: los desencantos de Carlos Romero

Escribe Manuel Cadenas Mujica / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Iba a escribir una entrevista, lo puse en videollamada de Facebook para tal efecto (pues acababa de llegar a Sofía, Bulgaria, para el Congreso de la OIV), pero Carlos Romero me disculpará que esta vez no lo deje hablar. No lo necesita. Como me dijo ayer, “la mentira es como la mierda: siempre sale a flote”. Los hechos han hablado finalmente respecto de la acusación –falsa– que se le hizo de formar parte de la fila de productores peruanos que venden aguardiente de uva a Chile, para lo cual hacen de lado el privilegio de usar la denominación de origen pisco.

Era cuestión de horas deshilvanar el ovillo hasta llegar al fondo, y ahora que está todo claro como el pisco, partir de este incidente por demás agraviante para una marca como Campo de Encanto, cuya calidad es reconocida dentro pero sobre todo fuera del país, para hablar de la dolorosa resaca que ha dejado este asunto del Concurso de Bruselas, con más de un dolor de cabeza para muchos, sobre todo para aquellos a quienes la circunstancia ha tomado desprevenidos o, como se dice en buen francés, con los pantalones abajo.

La resaca de Bruselas resulta todo aquello que el veto de este concurso a la denominación de origen peruana ha terminado por sacar a la luz pública en relación con la verdadera situación que atraviesa el pisco. La resaca de Bruselas es también todos los esfuerzos por desviar la atención pública de los temas de fondo, para distraerla conduciéndola hacia la exacerbación del chauvinismo y de la identificación de Chile como el enemigo público número uno del pisco, cuando el verdadero adversario, el que condujo a esta situación internacional y al reinado de la adulteración en el consumo interno y la exportación inclusive, está aquí dentro, entre los peruanos.

Conozco a Carlos Romero alrededor de una década. Cuando en 2010 obtuvo la Gran Medalla de Oro en el Concurso Nacional del Pisco por un memorable quebranta, me interesó conocer más acerca de él. Descubrí al cholo loco que viajaba por todo el mundo desde su “Sanfranpisco” colocando su quebranta o acholado en boca de los bartenders gringos más reputados, a quienes desafiaba a conocer el verdadero destilado peruano, no esos que habían llegado a sus barras y poco o ningún aprecio les había despertado. Desde entonces, quienes lo conocemos estamos al tanto de sus apasionados trajines para reforzar su línea de piscos, con variantes como su celebrada moscatel y su reciente torontel.

Por eso llamó sumamente la atención que circulase un listado de las bodegas que exportan aguardiente de uva a Chile y en el que veíamos a su empresa Fool’s Gold Terroir S.R.L. como una de ellas. Después de aparecer en un artículo del diario Gestión, esa lista empezó a circular profusamente en las redes sociales, con los apóstrofes correspondientes a estos “traidores a la patria”, que así más o menos comentaban los connacionales. Alguien, sin duda, supo que eso sucedería. Alguien por ahí deslizó alguna frase enfática sobre Campo de Encanto (como marca comercial de Fool’s Gold Terroir) en algún muro, como para asegurarse de que se le pusiera el foco. Y un amigo periodista no tardó en mencionarlo por inbox: “¿Has visto que Carlos Romero también vende aguardiente de uva a Chile?”, y para muestra el listado circulante, que por todo origen señalaba “Fuente: Aduanas”.

             Listado publicado por Diario Gestión el 26 de mayo 2017

 

¿Qué corresponde al periodismo hacer en estos casos? ¿Publicar no más sin mayor verificación? No. Corresponde ir a la fuente misma, cerciorarse. Eso hicimos (como siempre, por un asunto de rigor profesional, incluso cuando se trata de aquellos santos que no son de nuestra devoción) y no hallamos en Aduanas la información mencionada a pesar de haber usado diversos criterios de búsqueda. Felizmente mi esposa y editora de LYG, Mary Sáenz, ha tenido experiencia en temas aduaneros y tras consultar a expertos, hurgó meticulosamente en los archivos hasta encontrar un listado en que se menciona un envío de Fool’s Gold Terroir con destino a Chile. El manifiesto de carga 1065 de 2016, el mismo que afirmaba haber visto otro reconocido productor pisquero, Sebastián Bravo, de Paca Paca, indignado de que esto pudiese estar ocurriendo.

                                  DUA correspondiente a exportación por valor FOB US$14,520 (mayo 2016 / Fuente Aduanet)

 

Nuestras alertas se activaron, y pedimos la entrevista a Romero, en la que se indagó hasta el cansancio, sin concesiones, sobre este particular. Su respuesta fue siempre la misma: que él nunca había exportado ningún aguardiente al vecino del sur; es más: desafiaba a quien encontrase una botella suya en Chile con la etiqueta de aguardiente de uva, a que la mostrase, y a quien lo lograse, él le regalaba su empresa. Alguna explicación debía existir entonces y la solicitamos con insistencia. “Es un error”, nos decía, y le pedimos revisar su contabilidad, porque el asunto no cuadraba. ¿Cómo es que exportaba su producto a Chile con la etiqueta pisco, cómo podría haber logrado lo que ninguna marca, de que ingrese bajo esa denominación de origen?, se preguntaban algunos curiosos relacionados con el pisco. “Sunat no miente”, nos insistían.

 

            Consolidado de exportaciones de Fool's Gold Terrior S.R.L. del año 2016  (Fuente: Aduanet)

 

Poco después, tras revisar sus facturas con la fecha consignada por Aduanas (3 de mayo de 2016, ver la fotografía), Romero encontró la explicación: por razones de ahorro de costos, su mercadería había salido a Chile, pero no como destino final, sino como paso hacia Canadá –su verdadero comprador– en la modalidad de “carga consolidada”. ¿Qué significa? Se trata de un embarque “con escala”, por decirlo de algún modo, en que la mercadería debe ingresar vía marítima al primer país de modo provisional (solo al puerto) hasta ser reembarcada a su verdadero destino. Ricardo Carpio, quien con un grupo de marcas –entre ellas Torre de la Gala– ha participado de la exportación de pisco a Canadá, confirmó esta necesaria modalidad.

                                                       Factura de venta a empresa Canadiense por valor FOB US$14,520

 

Entonces, después de un acalorado debate en las redes, Sebastián Bravo, con la hidalguía y nobleza que caracterizan a todo buen pisquero, se disculpó por el desliz, fruto sin duda de una interpretación de los documentos tan inexperta como la de todos. Fin de la historia.

¿Fin de la historia? No. La resaca de Bruselas también trajo consigo los mareos y vómitos de una forma vil de tomar posición en un mercado o en un ámbito profesional: con la infamia contra el prójimo, en la que incluso se llegó a afirmar que este periodista –director fundador de LYG, creador y organizador de la Semana del Chilcano– asesoraba a Carlos Romero y Campo de Encanto, asunto que por cierto no tendría empacho en confirmar sin problema, si fuese cierto. El objetivo es siempre el mismo: auspiciar el descrédito ajeno sembrando dudas sobre su integridad. Lástima que se presten a ello los propios colegas, que no se preocupan en confirmar lo que sus “fuentes” les filtran. Sería importante por eso que hagan el descargo correspondiente.

Entre los efectos nocivos que ha tenido este asunto del concurso de marras, quería destacar este por sobre cualquier otro, porque es hora de hablar sin medias tintas, no con susurros de callejón (con el perdón de los de mi viejo barrio del Rímac). Hablaremos en una segunda parte de cómo la resaca de Bruselas ha traído un enorme dolor de cabeza a los adulteradores formales y sus aliados en el Estado.

 

LEA TAMBIÉN: Una alerta sobre el pisco que Indecopi debe confirmar o negar

Síguenos en Facebook

 

Compartir este artículo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33