#RUTAMOCHE | Caminando en la Huaca del Sol y la Luna con los ojos de Cristina

 Viajar a Trujillo en búsqueda del Perú te obliga a tomar por lo menos unos tres días. Si vas con niños te diría que, hasta cuatro, dado que la ciudad de la eterna primavera, trae en partes iguales historia y cultura viva, por lo que los pequeños e inquietos pies de la casa se pueden cansar rápidamente. Así que estimados es momento de alistar las cámaras dar check al primer día: La Huaca de la Luna.

 

Por: Cristina Luna | Gabriel Araujo

Primero un poco de historia. La Huaca de la Luna es una construcción de adobe, con forma de pirámide trunca. Se encuentra ubicada a unos 5 kilómetros al sur de la ciudad de Trujillo (10 minutos del centro histórico), y fue construida por la cultura Mochica. Al costado de ella, se ubica la Huaca del Sol, la cual aún está a la espera de la investigación respectiva y por lo tanto está cerrada al público.

Pero ¿Por qué ir a esta huaca? Primero es que allí verán una imagen que aparece en casi todos los libros de historia, es decir Aiapaec conocido como el dios decapitador a pesar de que su nombre significa (en idioma mochica) el hacedor. Este dios se hallaba relacionado como el protector de su pueblo, proveedor del agua, de los alimentos y los triunfos militares. Los murales están pintados con brillantes rojos, negros y amarillos. 

¿Aún no te convenzo? Esta es una de las pocas huacas que se encuentra abierta, en la mayoría de casos siempre se ve la huaca desde afuera, es decir dando vueltas alrededor de ella. Además, ir a ella, es visitar algo concreto, dado que hay rampas que permiten ingresar a ella, y ver sus acabados y pinturas en paredes, así como caminar por patios y plazas ceremoniales de más de 1500 años de antigüedad.

Sí el interior de la huaca no te impresionó, el exterior definitivamente lo hará. Termina el recorrido, te juro que vale la pena.

Para llegar a la huaca y disfrutarla al 100%, sal temprano de Trujillo dado que el sol del norte del Perú puede complicarte la travesía. El camino, si bien está totalmente asfaltado puede ser complicado al ingreso de la campiña dado que se achica la pista al punto que solo hay un carril que debe ser compartido por los que suben y bajan. Alrededor podrás observar varios restaurantes campestres que ofrecen las delicias de la comida norteña.

Visitar la Huaca de la Luna es cosa seria, te recomiendo llegar con la batería de la cámara cargada, agua para hidratarte, zapatillas (no sandalias), un sombrero y lentes oscuros. El centro de visitantes es lo primero que se verá al llegar y si no vas con guía es importante que contrates los servicios de alguno en la zona sino te perderás gran porcentaje de la historia que tus ojos comenzarán a observar.

En este lugar además podrás realizar varias actividades adicionales, tales como aprender cómo los mochicas sacaban los colores que verás en la huaca y cómo se hicieron los ladrillos. Es muy recomendable hacer esta pequeña parada antes o después de ver los originales.  

 Mira el video a continuación.

Etiquetado como

Medios

Compartir este artículo

Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33