#RUTAMOCHE | Visitando la ciudad de barro más grande del mundo, Chan Chan

Segundo día, parada obligatoria es Chan Chan. La ciudad de barro más grande del mundo y definitivamente la más importante en de América. Visitar uno de los patrimonios de la humanidad obliga a repasar un poco de historia, y si vas con los peques, prepararte para las mil preguntas que saldrán al paso. Para los chicos ingresar a un lugar que suelen ver en los libros de historia definitivamente trae ingredientes de aventura adicionales.

 

Por: Cristina Luna | Gabriel Araujo

Si ya visitaste la Huaca de la Luna en Moche, te habrás maravillado por los frisos y cómo se puede retroceder en el tiempo. Ingresar al lugar de culto de los moches te podría dejar perplejo, pero no te prepara para ver Chan Chan. Primero, porque estamos hablando de otra cultura que se desarrolla y dado que estamos hablando de una ciudadela (y no un edificio) creada con adobe. Los moches toman el territorio norteño entre los siglos primero y séptimo mientras que los chimú se hacen presentes entre el año 850 d.C. hasta 1470.

Buscar el intenso color mochica en los chimú es casi imposible, pero el atractivo de los chimú es otro. Visitar la ciudadela es retroceder en el tiempo, dado que se podrá pisar los lugares que antiguos peruanos pisaron antes de que los incas los conquistaran y los anexaran al Tahuantisuyo, cuando Túpac Inca Yupanqui, hijo del mítico Pachacútec llegó con más de 30 mil soldados. Esa es la magia de Chan Chan.

Lo cierto es que los chimús contaron con un ejercito que les permitió expandir su territorio (desde Tumbes hasta el río Chillón en Lima) y enriquecer su cultura, pero tras los éxitos militares de los incas, el gobernador chimú Minchancaman, decidió salvaguardar la vida de su gente y su tierra fue ocupada pacíficamente por los incas. Gracias a esta decisión, hoy podemos ver la ciudadela Chan Chan.

Ir a la ciudadela de barro más grande del mundo y más importante de América es todo un reto. Primero porque es necesario entender qué se está viendo y lo segundo es aprovecharlo al máximo por ello te recomiendo nuevamente llegar temprano para evitar el inclemente sol norteño. Así con unas zapatillas cómodas prepárate para retroceder en el tiempo y a ver los dibujos que con maestría los chimus colocaron en sus paredes. Aquí te dejo un listado de lo que se puede observar, y que puedes jugar con los chicos a “Busca y encuentra”. 

Chan Chan no murió pero sí fue saqueada e inició su declive tras la rendición de Minchancaman. Su hijo Chumuncaur subió al trono con el visto bueno de los incas, quienes decidieron convertir Chiquitoy Viejo ubicado en el Valle Chicama en el centro administrativo del imperio incaico. Fue recién durante el gobierno de Caja Cim Cim, cuando los españoles llegan al Perú y deciden saquear y destruir los templos dado que existía la creencia que entre sus muros y pirámides estaba escondido un gran tesoro en piezas de oro y plata. Allí Chan Chan entra en un largo sueño hasta nuestros tiempos, en donde sus puertas se vuelven abrir para que los turistas vean sus tesoros de barro.

Vayamos al grano. Chan Chan se compone de nueve palacios, pero sólo es visitable al 100%. Cada palacio cuenta con la misma característica, tiene un acceso muy complicado, casi como un laberinto así que no pierdas de vista a los chicos. Esto lo hacían para evitar cualquier invasión o ataque a los palacios. Por ello es indispensable ir con guía.

 

La gran pregunta, es ¿Qué pasa con el resto de palacios?  Los guías nos explicaron que arquitectónicamente son muy similares, pero eran para uso de la familia del gobernante de turno. Al morir él, todos sus bienes quedaban en manos de sus familiares, solo el cargo pasaba al nuevo gobernante.

El palacio que se podrá visitar es el de Nik An, cuyo recorrido toma por lo menos una hora. Si vas con los pies pequeños de la casa, esto podría ser hasta un par de horas. Al ingresar se podrán ver muros de barro de hasta 12 metros de alto y seiscientos de largo, los cules bloquean los vientos que provienen del mar. Al interior se podrán observar desde corredores, almacenes, patios, algunas piscinas antiguas y patios ceremoniales, todos ellos decorados con frisos. Nuevamente les recuerdo que no vayan con sandalias, sino con zapatillas, sino me creen, vean el video de Gabriel.

 

¿Cómo cerrar este día?  Recuerda que Chan Chan se ubica en el valle de Moche, frente al mar, entre el balneario de Huanchaco y la ciudad de Trujillo, por lo que si no estás tan cansado y hace sol es momento de culminar la aventura sobre un caballito de totora. Los expertos pescadores huanchaquences te pueden dar un paseo inolvidable en menos de 10 minutos. Eso sí, regresarás empapado, por lo que lo mejor que puedes hacer es ir con ropa de cambio.

Etiquetado como

Compartir este artículo

Facebook

Síguenos en Twitter

Últimas Noticias

Contacto

Director Fundador

Manuel Cadenas Mujica

mcadenas@layemadelgusto.com 

993371106

 

Editora

Mary Sáenz

msaenz@layemadelgusto.com

942723633 --> whatsapp

          

Publicidad

mcadenas@layemadelgusto.com 

msaenz@layemadelgusto.com

993371106

 

 

Jr. Kenko 240 - Dpto. 302

Santiago de Surco 

Lima 33