Más allá de su sólida carrera de actuación en televisión, cine y teatro, Anahí de Cárdenas es un ejemplo de resiliencia, esfuerzo y determinación, lo cual la ha convertido en un icono de empoderamiento femenino gracias a su valentía, autenticidad y transparencia con la que ha afrontado su lucha contra el cáncer de mama.

«Todo empezó cuando publiqué en mis redes una foto sin cabello, preguntando si alguna marca de shampoos me auspiciaría. Y lo mucho que significó para mi haber perdido mi cabello. ¡Automáticamente Pantene me llamó!» indicó la actriz.

La marca busca desmitificar prejuicios y tabúes, como también apoyar y celebrar la diversidad de todas las mujeres, quienes merecen vivir en un ambiente más inclusivo, donde todas se apoyen, respeten y solidaricen. Además, enfatiza que la verdadera definición de belleza no es cómo se ven, la longitud del cabello o incluso si actualmente no lo tienen, sino su identidad y las luchas que lideran.

Por ello, la incorporación de Anahí de Cárdenas como embajadora, es un gran hito para la compañía, ya que se trata de un hecho sin precedentes que no sólo busca representar la belleza y fortaleza de la mujer desde cualquier faceta sino que también busca darle una voz para continuar normalizando los exámenes periódicos como las mamografías o autochequeos.

Durante octubre, mes de la lucha contra el cáncer de mama a nivel mundial. Pantene, en alianza con Anahí, activará una poderosa campaña de concientización «Pink October», esta busca impactar y generar un cambio positivo en la sociedad frente a esta enfermedad. El proyecto busca difundir mensajes de educación y prevención pues si se diagnostica a tiempo, el cáncer de mama es curable en más del 95 por ciento de los casos.

Así mismo, en alianza con la Fundación Peruana de Cáncer y plazaVea, por la compra de un producto Pantene durante el mes de octubre en cualquiera de sus establecimientos, la marca estará donando 1 sol que será destinado a esta lucha.