Puratos, uno de los principales proveedores de los sectores de panadería, pastelería y chocolatería en Perú, anuncia una nueva iniciativa para afianzar su compromiso de colaboración con las comunidades cultivadoras de cacao y con el ambiente.

Se llama Cacao-Trace, un programa sustentable cuyo objetivo es mejorar las vidas y las prácticas de los agricultores de cacao, mediante la educación y técnicas de cultivo que no dañan el suelo y los plantíos.

En Perú, los chocolates Belcolade de Puratos cuentan con el sello de #Cacao-Trace. Eso quiere decir que por cada kilo vendido de este producto, las comunidades productoras de cacao recibirán una retribución de 10 centavos de euro, que se invertirán para el desarrollo de proyectos sociales, la construcción de escuelas, mejoras en instituciones de salud, sistemas de agua, paneles solares, materiales escolares, herramientas de trabajo, entre otros.

Este año, junto con Brasil y Costa Rica, Perú es parte de la terna de países para instalar un centro de poscosecha de Cacao Sostenible, con el que Puratos busca crecer y extender la iniciativa a más productores de cacao para inculcar una cadena de suministro sustentable para las futuras generaciones.

“Desde hace más de cuatro décadas, la industria del cacao se ve amenazada por la alta demanda del chocolate en el mundo, disminuyendo el precio de la materia prima y afectando directamente a los cultivadores y el medioambiente. Cacao Trace surge justamente para enseñar a los agricultores prácticas eficientes de cultivo y de cuidado al medioambiente, lo que permite generar granos de cacao de mejor calidad para venderlo a mejor precio y producir un chocolate premium para el consumidor”, señaló Alessandra Detone, gerente general de Puratos Perú.

La iniciativa sostenible también fomenta un proceso de fermentación natural de los granos de cacao, el cual se realiza en espacios rodeados por la naturaleza, sin acelerar o alterar los métodos. Además, lucha contra la deforestación y promueve el cuidado de las áreas verdes plantando árboles.

#ELDATOLYG: En 2020, Puratos plantó 80 000 árboles de sombra y 62 000 árboles de cacao en los 5 países participantes de Cacao-Trace: Filipinas, Vietnam, Costa de Marfil, Papúa Nueva Guinea, y México.

Hasta el momento, Cacao-Trace viene alcanzado a más de 8000 agricultores a nivel mundial. En el 2020, logró destinar 500 000 euros a las comunidades cultivadoras de cacao donde el programa tiene presencia.

Con nota de prensa de Pacific Latam.