La certificación Rainforest Alliance garantiza que este café se produce protegiendo los suelos y mejorando la calidad de vida de los caficultores de las regiones de Quillabamba, Chanchamayo y Jaén.

En el Perú, solo 62 agricultores cuentan con la certificación de Rainforest Alliance, lo que da una idea de los exigentes requisitos agrícolas y sociales que aplica esta consultora especializada en sostenibilidad, presente en 70 países.

El objetivo central de esta certificación es enfrentar los desafíos ambientales y sociales con una producción sostenible que proteja los suelos y genere empleo y mayores recursos a las familias dedicadas a su cultivo, sea con el café o con otros productos como el cacao, el té y el plátano.

«Contar con el sello de Rainforest Alliance nos da garantía de sostenibilidad, pues asegura el cumplimiento de rigurosos estándares en tres pilares que promovemos como marca: bienestar ambiental, económico y social. Rainforest certifica que en los restaurantes peruanos de McDonald’s se sirve un producto que protege a la naturaleza y mejora la vida de los agricultores, que en este caso son nuestros proveedores, cafetaleros de regiones como Quillabamba (Cusco), Chanchamayo (Junín) y Jaén (Cajamarca)», explica Jamie Chirinos, gerenta de Supply Chain de Arcos Dorados Perú.

El café con el certificado de Rainforest Alliance que McDonald’s ofrece a sus clientes en más del 95% es cultivado en el Perú. Se puede pedir en vasos de fuentes sustentables grandes o medianos. Cada sorbo lleva el sabor indiscutible de café peruano de exportación y la garantía de un producto sostenible que nos ayuda a vivir en un mundo mejor.

Con nota de prensa.