Gastrofashion: nueva apuesta de Madridfusión

0
74

Comer y vestir son dos necesidades vitales devenidas históricamente en arte que, en los últimos tiempos, van de la mano, con un lenguaje común que encuentra en las texturas y colores su medio de expresión, siempre con grandes dosis de sofisticación y vanguardismo. Moda y gastronomía han acompañado al hombre desde tiempos del Imperio Romano, en forma de protocolo, normas sociales o un lenguaje, a menudo implícito, encargado de expresar personalidad y estatus, pero hoy más que nunca caminan juntas a través de propuestas como «Gastrofashion», una nueva apuesta de la feria Madrid Fusión.

Por primera vez y dentro del «Gastrofestival», evento paralelo a Madrid Fusión abierto al público y que arrancó el sábado por cuarto año consecutivo en museos, bares y restaurantes de la capital, participan renombrados diseñadores españoles, que han encontrado en la cocina y el vino una fuente de inspiración para sus creaciones. Ángel Schlesser, Adolfo Domínguez, Roberto Verino, Fernando Lemoniez o Custo Barcelona son algunos de los modistos que se suman al «Gastrofashion», con colecciones especiales, degustaciones en tiendas o decoraciones en escaparates a base de frutas y verduras.

Uno de los lugares elegidos para ahondar en la relación entre estos dos mundos es el Museo del Traje, el templo de la moda española que aglutina en Madrid más de 25.000 prendas de los últimos tres siglos y que invita al público, el 23 y 24 de enero, a recorrer los comedores, las mesas y las normas de etiqueta de los siglos XVIII, XIX y XX.