Inventan impresora que usa café o té como tinta

0
2225

¿A quién no le ha apetecido alguna vez tener que ir al dentista a que le saquen una muela antes que volver a comprar un cartucho de tinta para la impresora? De Corea llega la solución para todos los bolsillos y la cuenta en rojo con el planeta. Una impresora bautizada como RITI.

El primer prototipo de impresora que usa la borra del café o restos de hoja de té para escribir ya ha sido puesto a prueba y presentado por unos investigadores coreanos. No sólo es ecológica, sino además pequeña, compacta, casi de bolsillo. La única energía que gasta no es eléctrica, sino la de nuestro brazo, pues para imprimir sobre el papel basta con agitar el cartucho de té o café conectado a la impresora. De este modo, la nueva tinta se deposita sobre la hoja en blanco.

Según sus inventores, esta impresora puede ahorrar hasta 63 kilowatios de electricidad al año, y su intención es que tome el relevo de las impresoras láser o tradicionales, cuyos cartuchos pertenecen a los objetos más contaminantes y difíciles de eliminar del consumo corriente de particulares y empresas. Además, los nuevos cartuchos permiten reciclar el café usado y las virutas de té infusionadas.

La Comisión Europea considera este “ingenioso” invento del coreano Jeon Hwan Ju como uno de los que los “consumidores quisieran ver ya disponible en el mercado”. No sólo contribuiría al cuidado del medio ambiente sino también al bolsillo de los usuarios: hasta sus depósitos son reutilizables. El problema es que la calidad de la impresión aún no alcanza el nivel de la tinta industrial tradicional: ¿culpa del café? Seguramente, cuando salgan al mercado, no faltarán las diatribas para decidir qué café será el mejor para la impresión: ¿el portugués, el italiano, el español, el francés? Sin duda, el europeo.