Algunas veces los cambios de look vienen de la mano de técnicas como decoloración, teñido o planchado, que podrían dañar el cabello.

Atreverse a un cambio de look y mantener el cabello saludable no debería ser un desafío con el cuidado adecuado. A continuación, cinco consejos para el cuidado adecuado del cabello en casa.

Escoger el shampoo ideal. Todo proceso químico daña, en alguna medida, el cabello, por eso es importante que elegir un shampoo y acondicionador adecuado a las necesidades de su cabello. Por ejemplo, si lo que requiere es que lo hidraten y cuiden de este tipo de daños la línea Hidratación Extrema sin sal de Pantene, está especialmente diseñada para el cabello tratado químicamente.

Es importante cuidar el cabello con los productos adecuados (Foto: internet)

La hidratación es fundamental. Nutrir y humectar el cabello es vital para repararlo después de exponerlo a procesos químicos. Por ello es recomendable una dosis de hidratación profunda una o dos veces por semana con mascarillas caseras como la de leche y miel que acondiciona y nutre el cuero cabelludo o una mascarilla que contenga keratina.

Utilizar aceites naturales. Muchas veces, luego de un tratamiento químico, el cabello pierde brillo. Los aceites vegetales como el de almendras, coco o argán son una gran herramienta para decirle adiós a la sequedad.

No olvidar el acondicionador. Existen muchos mitos alrededor de este producto que, utilizado de la forma correcta, resulta ser el aliado perfecto para el cuidado del cabello.

Cuidar las temperaturas. A pesar de que a veces no hay nada más relajante que un baño en agua caliente, esta temperatura puede deshidratar el cuero cabelludo y eliminar los aceites naturales que protegen el cabello, dejándolo opaco y sin movimiento. Por eso, es mejor enjuagar el cabello con agua tibia y secarlo de manera cuidadosa, haciendo presión con los dedos, sin frotar.