Maridajes en Mistura: anticucho, cilindrada y postres

0
975

Escribe Soledad Marroquín

Imagínense un paraíso donde se puedan probar todos los sabores del Perú. Eso es Mistura. La mejor oportunidad para probar algunos maridajes que no son muy usuales.

 

La primera y deliciosa experiencia fue con un buen plato de anticuchos. Trozos de corazón de buen tamaño y grosor, bien cortados para no chocar con las fibras,  sabrosos, jugosos. Es decir no sobrecocidos, como a veces sucede y es una lucha terrible masticarlos. El aderezo en su justo equilibrio, sumado a esos sabores que le da el fuego y la parrilla, ¿qué más puedo decir?

Dos opciones que pueden acompañar este  tradicional plato: un vino rosado, ligero, fresco y en temperatura de 8 grados.  Ayudará muy bien para refrescar la boca y enfrentar los sabores del ají, tanto del aliño como aquellos que están allí esperando para bañar también las papitas sancochadas.

La segunda opción es un tinto. Puede ser un blend de cabernet petit verdot o un buen sirah sin barrica para que enfrente la fuerza e intensidad del anticucho de corazón sin sufrir. Aquí no es factible añadir esas salsitas deliciosas de rocoto o huacatay, porque el vino será indiscutiblemente afectado.

Otra experiencia interesante fue el chanchito al cilindro de don Pedro. Aquí un buen Chardonnay no muy helado y con un ligero paso por barrica complementarán la felicidad.  Si, vale la pena ir con su buena botella y un par de copas y disfrutar de esa crocantez a la vez que jugosa suavidad de la carne asada en el cilindro. Además disfrutar los olores y las  imágenes es impactante.

Los peruanos no podemos cerrar el festín sin un buen postre. Un pisco mosto verde de uva mollar ya está en nuestras manos. Pero y ahora qué postre elegir?  ¿Picarones, suspiro de limeña o un sanguito? ¡Qué difícil elección!

Para ser totalmente honesta y no sufrir en la elección, probamos los tres, y la experiencia resultó inolvidable. Uno más perfecto que el otro, pero esa inquietud se las dejo para que ustedes mismos experimenten y nos escriban contando sus sensaciones.