Con el avance del COVID-19 son muchos más los hogares en el país que buscan complementar sus principales comidas del día y mejorar su sistema inmunológico a través de alimentos saludables. Ante ello, los atributos de la pavita (pavo trozado) la presentan como una importante alternativa por sus beneficios a la salud.

Según las recomendaciones del Ministerio de Salud (Minsa) para contrarrestar los efectos del COVID-19, es importante consumir alimentos de origen animal como carnes, pescados, huevos y lácteos, ya que contribuyen a alcanzar los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Entre estas opciones se encuentra la pavita, por ello, San Fernando destaca algunos detalles que quizás no sabías de esta carne.

  • Contribuye a fortalecer las defensas del cuerpo. Esta carne magra aporta proteínas, las cuales ayudan al sistema inmunológico, son básicas para el organismo y son el motor de nuestras actividades diarias. Asimismo, gracias a su versatilidad y sabor, la pavita ha logrado tener un espacio cada vez mayor en la alimentación de los peruanos en los últimos años.
  • Aporta minerales y vitaminas. La carne de pavita tiene minerales como el calcio, fósforo, zinc y hierro. Además, entre las vitaminas destacan la vitamina A y las del grupo B: tiamina, riboflavina y niacina. Su aporte de zinc es mayor al de otras aves, permitiendo formar y regenerar tejidos.
  • Contribuye a cuidar la salud cardiovascular. Es recomendable consumir en promedio entre 100 y 120 gramos aproximadamente en comidas principales como almuerzo o cena. Los métodos de preparación, al horno, en guisos, estofados o secos, no requieren uso excesivo de aceites para freír, lo que permite proteger la salud cardiovascular.
  • Facilita la digestión. Es una opción viable para las personas que tengan dificultades para digerir, incluyendo a los niños o los adultos mayores. La versatilidad de su carne permite aprovechar mejor las partes comestibles, además de ser una buena fuente de proteínas.

Con nota de prensa de BCW