¿Para qué sirve la DOC cacao Amazonas?

0
308

El 31 de agosto de 2016 tiene que apuntarse como una fecha histórica en la historia del cacao peruano. Al cacao Amazonas se le otorgó la Denominación de Origen Controlado, segunda estilo en el planeta.

Escribe: Vanessa Rolfini

 

Por su parte, Perú se ubica como el tercer productor de cacao en el ranking con más de 300 mil toneladas métricas, pero está a la cabeza de rendimiento por hectárea, con 800 kilogramos, sobre sus más cercanos competidores que son Ecuador con 500 kilogramos y algunos países africanos con 300.

¿A dónde llevan todas estas cifras? A pensar que el próximo gran producto de exportación para Perú puede ser el cacao, en un mundo donde su producción y mercado se juega a cuchillo, con el agravante que los cacaos finos son escasos y cuestan mucho más. Perú presenta la más alta diversidad de cacaos en el planeta, que unido que casi toda su producción de es cacao de alta calidad, lo coloca en una posición privilegiada.

 

Otorgar una DOC no es tan sencillo, es un proceso largo, que hay que justificar muy bien, con una serie de exigencias nacionales e internacionales. En el caso de la alcanzada por el producto amazónico, arropa a 1239 socios y productores de las provincias de Bagua y Utcubamba, pertenecientes a la Cooperativa Central de Productores Agrarios de Amazonas – CEPROAA -, que proyecta exportar directamente  alrededor de 250 toneladas de cacao nativo al año.

¿Por qué es importante la DOC para los productores de cacao? Porque pueden aspirar a mejores condiciones comerciales y financieras. El precio promedio de tonelada de cacao está alrededor de los 3 mil dólares, dependiendo de calidad eso cambia considerablemente.

Los más costosos del mercado son los venezolanos, porque la producción en muy baja, no supera en exportaciones las 9 mil toneladas, pero solo es producto premium, que se ubican sobre la barrera de los 5 mil dólares que se unen a las complicaciones económicas y políticas que presenta el país sudamericano. Pero en el caso de Chuao eso va mucho más allá, por un tema de fama y de DOC, al punto que un chocolatero italiano me confesó una vez que ha llegado a pagar 9 mil dólares por una tonelada de Chuao.

Llegar a los precios de Chuao es muy difícil, porque entran en juego otros factores, pero, los productores de Amazonas, tienen un poderoso argumento para mejorar sustancialmente sus precios.

El primer paso de la verdad

La décima de denominación de origen peruana se caracteriza por producirse a “una altitud entre los 450 y los 1,200 m.s.n.m. Sus granos secos fermentados provienen de mazorcas de cacao maduros color amarillo. Los frutos tienen alto sabor y olor a frutos secos, como almendras, avellanas, entre otros. Es el resultado de las horas de sol, humedad y temperatura de la zona”, señala Indecopi. En verdad, visto en el papel no se diferencia mucho de otras ofertas de cacao en el planeta.

El reto para los productores de Amazonas es mantener la calidad, que se centran en tres puntos: condiciones agrícolas, procesos de post cosecha, un punto importantísimo donde se caen muchos buenos productos de este rubro. Es decir, al cacao una vez recolectado, hay que fermentarlo antes del secarlo, lo cual le suma alrededor de una semana al proceso, muchos productores en el mundo se saltan ese paso para ahorrar costos, pero incide directamente en el costo final.

Finalmente, espero que los productores estén bien asesorados, es un mercado difícil, pero el grueso del cacao va a parar a la industria cosmética y de confitería masiva, no dispuesta a pagar en muchos casos el valor real de una producción tan complicada, que poco ha variado en siglos. El grueso del mercado para productos como el amazónico está en la chocolatería y pastelería fina, es decir, que es casi un producto de lujo.

Ahora es que comienza la verdadera empresa para los productores peruanos de cacao, que acaban de abrir una puerta a un mundo que manejado con criterio, seriedad, tecnología y respeto al medio ambiente, puede ser una fuente de riqueza y prosperidad para Perú.