La pandemia originada por el COVID-19 y las acciones dispuestas por el Estado para evitar su propagación, han cambiado los hábitos en los hogares. Las familias peruanas no solo están comprando 66 por ciento más unidades de producto cada vez que asisten a un punto de venta para reducir las visitas y las posibilidades de contagio, sino que han guiado sus gastos por la practicidad en la preparación de sus alimentos, según un reciente estudio de la consultora de consumo de mercado Kantar.

Además, acorde a la consultora McKinsey & Company, se estima que los consumidores están recortando sus gastos hasta en 50 por ciento. En ese sentido, reutilizar un producto que sirvió para la preparación de otro, podría convertirse en una nueva opción para aprender nuevas prácticas culinarias e innovar, así como maximizar la eficiencia de nuestros propios recursos.

«La piña que se usa para jugos en los desayunos tiene partes como el centro, también llamado corazón, o la cáscara que suelen desecharse. Sin embargo, en esta época, el poder utilizar los ingredientes por completo y sacarles el máximo provecho es una buena práctica para economizar, salir menos de casa y colaborar con el cuidado del medio ambiente», asegura Juan Pablo Orellana, Mixology Ambassador de Pernod Ricard Perú.

En esta misma línea, el experto comparte las recetas de 3 premezclas y 2 cocteles con whisky para aprovechar los ingredientes que tenemos en los hogares:

Fermento de Piña: muchas veces desechamos erróneamente la cáscara y el corazón de la piña, pero esta puede servir para preparar un refresco super sano o un fermento fácil de hacer y que ayuda mucho a la digestión intestinal. También podemos usarlo como vinagre en alguna ensalada diaria y sobre todo en cocteles:

Preparación:
Piña
Agua tibia
200 gr. de azúcar por cada fruta

Primero cortar la cáscara de piña en pedazos chicos y colocarlas en un recipiente de vidrio. Luego, añadir agua hervida tibia hasta cubrirlas. Dejar reposar sin tapa durante 48 horas, cubriendo sólo con un papel toalla ajustado con una liga o una malla de uso alimenticio, de modo que evite el ingreso de algún agente externo al frasco de vidrio mientras se crea el fermento. Finalmente, a los dos días, colar la piña, refrigerar y reservar.

Base fresca de jengibre: el kión es muy familiar en estos días para todos los que cuidan su salud por sus propiedades antigripales debido a su alto contenido en vitamina C, así como su poder expectorante. Una buena alternativa es preparar una base de kion natural que reutiliza el ingrediente sin desechar nada y que luego puede utilizarse para crear nuevas mezclas.

Preparación:
3 unidades de jengibre o kión
200 ml. de agua fría

Lavar bien el kión y congelarlo. Luego, descongelar el kión, cortarlo y licuarlo con el agua. Finalmente colar sin botar el bagazo.

Jarabe de Jengibre: con los restos de kión usados en la base fresca, más limones previamente exprimidos y azúcar, se puede elaborar un jarabe muy sabroso para endulzar y saborizar cocteles caseros.

Preparación:
Bagazo de la base fresca
200 ml. de agua fría
200 gr. de azúcar blanca
Cáscara de un limón (ya exprimido)

Agregar el bagazo de la base fresca a una olla con el de agua y hervir el contenido. Luego, agregar el de azúcar blanca y la cáscara del limón, y disolver hasta integrar todo. Finalmente, colar y dejar enfriar.

Cocteles fáciles con whisky (Foto: difusión)

Y a partir de estas premezclas, el Mixology Ambassador de Pernod Ricard Perú propone 2 cocteles para sacarles el máximo provecho:

Coctel Chivas Collins: esta variante del clásico Tom Collins, lleva la preparación por caminos más audaces y amigables con el ambiente mediante notas de whisky y fermento elaborado con cáscaras y corazón de piña.

Preparación:
2 oz. de whisky Chivas Regal Extra
1 oz. de fermento de piña
1/4 de oz. de zumo de limón
1/2 oz. miel de maple
Agua con gas

En un vaso largo con hielo mezclar todos los ingredientes y completar el vaso con agua gasificada. Luego, decorar con una penca de piña (siempre sirve como decoración).

Coctel Eco Mule: con la base fresca y el jarabe de kión, se podrá preparar una versión ecoamigable del reconocido Moscow Mule, el Eco Mule que, junto con whisky, zumo de limón y agua gasificada representan una alternativa deliciosa e innovadora.

Preparación:
2 oz. whisky Chivas Regal Extra
1 oz. base fresca de jengibre
1/2 oz. de zumo limón
1/2 oz. de jarabe de jengibre
Agua con gas

En una taza de cobre o alguna otra de loza agregar hielo picado. Luego añadir los ingredientes e integrar bien con una cucharilla. Después rellenar con agua gasificada y, finalmente, decorar con la piel de una naranja.

Con nota de prensa de BCW