Con los pequeños en casa es difícil mantener una dinámica estable y atractiva con ellos, ya que sus salidas están restringidas. Sin embargo, una de las cosas que podemos disfrutar en familia es la cocina. Por ello, Ana María Bugosen, CEO de Cafeladería 4D, nos comparte una receta donde podrán participar activamente nuestros peques, en base a zanahorias, un vegetal rico en potasio y fósforo, ideal para relajar y calmar los nervios ¡toma nota!

-Ingredientes
Porciones: de 3 a 5 unidades aproximadamente.
3 zanahorias.
½ cebolla.
2 cucharadas de arvejas.
½ taza de leche.
50 gramos de harina integral.
½ taza de pan rallado.
Aceite vegetal.
Sal.

Preparación
Empieza la labor de los niños ¡desenvainar las arvejas!

  • Luego pon a hervir el agua y agrégalas, cocer con la olla destapada. Una vez listo retirar y colocar en agua fría con hielo para detener la cocción.
  • Si tienes niños un poco más grandes, pueden ayudarte a lavar, pelar y rallar las zanahorias. Entre tanto, vas picando en cuadraditos pequeños la cebolla.
  • En una sartén con un poco de aceite vegetal ponemos la cebolla y luego la zanahoria. Una vez que estén bien mezclados, echamos la harina integral hasta que la mezcla esté cocida. Retirar del fuego y añadir la leche. Remover. Cuando esté bien mezclado la regresamos al fuego por unos minutos.
  • Luego, dejar que se enfríe a temperatura ambiente para llevarla a la nevera durante dos horas (puedes aprovechar este tiempo para poner en orden y limpiar la cocina con tus hijos o, simplemente jugar).
  • Aquí viene la parte que más les gustará, señala Ana María Bugosen, a manera de plastilina, los pequeños darán forma redonda u ovalada a las croquetas y las ruedan en el pan rallado.
  • Por tu parte, vas aceitando un recipiente para el horno donde colocarán las bolitas una a una, separadas.
  • Cocínalas a 250°C por unos 15 minutos.

Así de fácil tienes una opción nutritiva y divertida para los chicos.