Una semana para disfrutar de la magia del chilcano

0
253

Escribe Lucero Villagarcía

Con enorme expectativa, los amantes del buen pisco estamos esperando la segunda versión de la Semana del Chilcano. Esta es una excelente iniciativa que lidera Manuel Cadenas, periodista y gran conocedor de este destilado, acompañado de un grupo de apasionados de nuestra bebida de bandera.

La primera versión se organizó el año pasado entre el 11 y el 17 de enero, y dado su rotundo éxito, este año se estará repitiendo en las mismas fechas, sumándose más gente, más bares pisqueros y más barras de restaurantes. Así, podremos disfrutar de este trago tan versátil en cualquiera de los más de 180 locales que están participando en Lima y otros más en el Callao, Cusco, Arequipa, Chanchamayo y Cañete.
 
Esta iniciativa busca que tengamos otra manera de disfrutar a nuestro espirituoso. Y qué mejor que hacerlo con un vaso de este tradicional, delicioso y refrescante coctel, que si bien tiene una fórmula clásica de elaboración maravillosa, también se puede experimentar preparándolo con todas las cepas, demostrando la versatilidad de las uvas pisqueras. Con seguridad, no será lo mismo un chilcano preparado con quebranta que uno preparado con torontel.  Así, cada uva imprimirá al chilcano sus encantadores aromas y sabores. Además, es tan fácil prepararlo y es sumamente fresco, lo que lo hace ideal para este caluroso verano.

Sin embargo, según expresa con inquietud Hans Hilburg -experto en coctelería con pisco-, la versatilidad en la preparación del clásico chilcano debería básicamente quedar en la diversidad de las uvas pisqueras y no en la creación de innumerables cócteles de diferentes colores, en los que se utilizan frutas e insumos y a los que se les bautiza también como “chilcanos”, desvirtuando en su esencia. En ese sentido, si se hacen las variantes del caso con distintos ingredientes, tales cócteles bien podrían llevar otros nombres. Total, para eso creatividad nos sobra. 

Además, no hay que dejar pasar que otra de las ventajas del chilcano clásico es que la calidad del pisco con el que se prepare se podrá reconocer muy fácilmente. Es una excelente oportunidad para que aprendamos a identificar la calidad, en un coctel. Es el momento para que los consumidores estemos más atentos y seamos más exigentes. El Perú tiene los climas y suelos ideales, además de la tradición y tecnología para lograr un destilado fascinante. De nosotros depende que la calidad del pisco mejore cada vez más y que tanto éste como sus cócteles se posicionen nacional e internacionalmente, por su magia, versatilidad y calidad.